“Victoria”, de Renée Vivien

Dame los besos tuyos amargos como lágrimas,

de noche, cuando aprietan los pájaros sus vuelos.

Poseen nuestras cópulas, largas y sin amor,

júbilo de rapiña, crueldad de violaciones.

Tus ojos reflejaron esplendor de tormenta…

¡Exhala tu desprecio hasta en tu propio espasmo,

querida mía, y ábreme con cólera tus labios!

Beberé lentamente las hieles y el veneno.

Tiemblo como un ladrón ante un botín insólito

en la noche de fiebre que apaga tu mirada…

¡El alma brusca y bárbara de los conquistadores

canta en mi propio triunfo al salir de tu lecho!

Renée Vivien. Traducción de Aurora Luque.

Anuncios
Imagen

“Simbiosis”, de Ana Álvarez-Errecalde

www.alvarezerrecalde.com

4-Simbiosis-2013

“Mi postura en relación a la maternidad, con la obra SIMBIOSIS se aleja de la idea de SUPERMOM tanto como mi idea de mujer se aleja de la idea de SUPERWOMAN en general. En mi caso no considero la maternidad como un superpoder por encima de l@s hij@s, sino como una relación absolutamente simbiótica, en donde cada ser es completo por sí mismo pero se reinventa y se fortalece en la relación que establece con el/la otr@.”

Ana Álvarez-Errecalde

 

Enlace

Leo

Oxiaction y otras Prendas Delicadas.

Imagen | rrrrrrrroll Imagen | rrrrrrrroll

Intento introducir un poco de autocontrol metiendo las manos en los bolsillos evitando así el contacto con el papel. Pero leo. Sigo leyendo. Porque las letras se proyectan en el televisor, en mi teléfono, en los muros analógicos y digitales de mis días. Es inevitable, leo.

Me concentro en un punto del texto. Algo que me ayude a realizar una pausa en esa carrera frenética de obstáculos espolvoreados sobre cualquier tipo de superficie: letras silenciosas, mayúsculas tímidas y minúsculas que reclaman más atención por mi parte. ¿Cómo ignorarlas?

Leo, sigo leyendo…

Así que cierro los ojos como último recurso. Me refugio en la oscuridad de algún lugar recóndito de mi misma y me siento allí, en la sala de espera, con la intención de no ser llamada.

Solo espero permanecer en estado de espera.

Entonces abro los ojos. Frente a mí, en la mesa central, una revista…

Ver la entrada original 35 palabras más

Cita

Ama, ¿qué es un monstruo?

Mi hija me pregunta qué es un monstruo… y yo recuerdo este poema de Gloria Fuertes…

El monstruo

Yo estaba en el bar,

entró un hombre corriente,

se sentó enfrente,

le miré distraída pensando en mis cosas,

–¡me espanté!–

tenía cara de no haber dicho “te quiero” en toda su vida.

Gloria Fuertes, Historia de Gloria. Amor, humor y desamor.