Cita

“Es la lesbiana que hay en nosotras la que es creativa porque la obediente hija del padre que hay en nosotras es solamente una yegua de tiro.”

Adrienne Rich, en Sobre mentiras, secretos y silencios.

Anuncios
Enlace

Leo

Oxiaction y otras Prendas Delicadas.

Imagen | rrrrrrrroll Imagen | rrrrrrrroll

Intento introducir un poco de autocontrol metiendo las manos en los bolsillos evitando así el contacto con el papel. Pero leo. Sigo leyendo. Porque las letras se proyectan en el televisor, en mi teléfono, en los muros analógicos y digitales de mis días. Es inevitable, leo.

Me concentro en un punto del texto. Algo que me ayude a realizar una pausa en esa carrera frenética de obstáculos espolvoreados sobre cualquier tipo de superficie: letras silenciosas, mayúsculas tímidas y minúsculas que reclaman más atención por mi parte. ¿Cómo ignorarlas?

Leo, sigo leyendo…

Así que cierro los ojos como último recurso. Me refugio en la oscuridad de algún lugar recóndito de mi misma y me siento allí, en la sala de espera, con la intención de no ser llamada.

Solo espero permanecer en estado de espera.

Entonces abro los ojos. Frente a mí, en la mesa central, una revista…

Ver la entrada original 35 palabras más

“El riesgo de vivir” de Remei Margarit, La Vanguardia

La Vanguardia (07/06/2014)

Una educadora de una escuela de primera infancia me explicaba que un día, un niño de dos años y medio al que le ponía límites por demasiado alborotador, él, con una gran seriedad, le preguntó: “¿Tú me quieres?”. La gran pregunta del vivir. Porque vivir significa relacionarse los unos con los otros, y cuando por primera vez uno se dirige a una persona desconocida no sabe si la aceptará o no, si serán amigos o no, si será fiable o no. Y esta incertidumbre nos acompaña de por vida, pues incluso con las personas ya conocidas surgen cambios de actitud por malentendidos o diferencias que los años acentúan. Nunca hay certezas, quizá el compañero del trayecto vital sea un “¿quién sabe?”. Y si no se quieren buscar certezas perfectas, tal vez ese quién sabe nos abra espacios de libertad. Sigue leyendo

“La menopausia, esta gran oportunidad”, de Eulàlia Pàmies

Publicado en la web Ella y el abanico (06/05/2014)

Sigue leyendo

Minientrada

La violencia cotidiana

A veces me sorprendo maltratando a mis hij@s. No es un maltrato físico, no, es más bien el maltrato de los gestos, las miradas, el victimismo, el silencio, la manipulación, el sadismo… De todos los tipos de violencia que aparecen representados en La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick, la de los padres del adolescente delincuente protagonista (que no quieren ver, que no les importa, que todo les parece bien mientras no de problemas en casa) es la más inadvertida pese a su evidente carga cínica y su total falta de empatía. Y, sin embargo, en nuestra sociedad apenas hablamos (porque la tenemos validada) de ese tipo de violencia cotidiana que ejercemos los adultos hacia los niños. Muchas veces me doy cuenta: exijo (y acabo imponiendo) a mis hij@s, que acaban de empezar a vivir, mucho más de lo que me exijo a mí misma en mi relación con los demás. “¿Es tu niño bueno?”, me preguntan al conocer a mi bebé. Niños buenos, niños malos, desde la cuna (en función, claro, de las molestias que nos ocasionan). ¿Qué forma de dañar puede ser más efectiva que la que enjuicia la propia naturaleza de un ser tan  vulnerable, poniendo en tela de juicio el amor de los adultos?. Qué terror más espeluznante; todavía resuena en mí su eco.

La libertad primigenia

Hoy quería hablaros de libertad y me ha venido a la cabeza un post que en el 2012 colgué del Huffingtong post. Lo escribí para tomar aire en un momento en el que mis sabios de referencia, mis ancian@s venerad@s, parecían haber sucumbido al terror de la incertidumbre. Habla sobretodo de la libertad genuina de que gozamos cada ser humano para decidir  qué postura adoptar en cada situación de nuestras vidas. Como estoy un poco perezosa, me vais a perdonar que lo reproduzca tal cual lo tengo guardado. Otro día pensaré más, lo prometo. ¡Ah!, la lectura de El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl es para vuestra cueva. Sigue leyendo

“Cariño” por Perico Pastor, en La Vanguardia

Suplemento Culturas n.620 (07/05/2014)

Esto no va de arte.

Aeropuerto del Prat a principios del mes de abril. Yendo a buscar mi vuelo veo por el rabillo del ojo una pareja, sentada en alguno de los butacones de la sala de espera, que comparte un botellín de agua en sendos vasos de plástico. Tienen unos sesenta años, de cabellos blancos impecables, van vestidos cómodos para viajar, muy cuidados. Supongo que ha sido el gesto conyugal, del afecto largamente compartido el que me ha atraído, pero no entiendo por qué me ha llamado la atención la escena hasta que la analizo en el recuerdo: ambos son hombres. Sigue leyendo