Vídeo

Anuncios

¡Danzad! ¡Danzad! ¡Malditas!

Nunca he sido una gran bailarina, me apetecía más bien poco bailar, me parecían cosas livianas, para gente ociosa (ya sabéis, yo que soy tan seria). Sin embargo, empiezo a ver más allá, a sentir más allá… Me están entrando ganas de danzar, girar, saltar, gritar, seducir y seducirme, acariciar mi útero, sudar, sentirme viva, gozar y no parar. Creo que mi Afrodita está, por fin, despertando. En buena hora.

Espera. Quizás también empiezo, por fin, a conectarme con la Tierra. ¡Tam, tam! ¡Tam, tam! ¡Tam, tam!. Por fin en casa… Tanto volar…

A ver si también os animáis.