Amaia Pérez Orozco: Poner la vida en el centro

“Queda bonito hablar de igualdad en el mercado laboral y no plantearse quién limpia el váter en casa”

Entrevista publicada en eldiario.es por Ana Requena Aguilar

Amaia Pérez Orozco es una de las referentes de la economía feminista, o de “las miradas feministas sobre la economía”, como ella prefiere llamala. Pérez Orozco es economista, participa activamente en movimientos sociales y acaba de publicar “Subversión feminista de la economía“, editado por Traficantes de Sueños. En el libro, hace una crítica profunda del sistema e insiste sobre el concepto “sostenibilidad de la vida”. “Mucha gente dice que eso de poner la vida en el centro no es feminista, que es de sentido común. Sería maravilloso que todo el mudo lo hiciera, pero no es así. Además, es feminista en sentido genealógico porque se vincula con debates históricos del feminismo, entre ellos el de lo personal es político, porque intenta poner en relación las macroestructuras con la vida”, defiende.

¿Qué es la economía feminista?

Es diversa pero podríamos decir que tiene tres elementos definitorios: por un lado, desplazar a los mercados como el eje analítico y de intervención política, es decir, que el centro de atención dejen de ser los flujos monetarios y la creación de valor de cambio y pasen a ser los procesos de sostenibilidad de la vida. Eso implica sacar a la luz todos los trabajos normalmente invisibilizados que están sosteniendo a la vida y que en el sistema capitalista heteropatriarcal permanecen ocultos y están históricamente asociaciados a las mujeres y la feminidad. El segundo elemento es situar el género como una variable clave que atraviesa el sistema socioeconómico, es decir, no es un elemento adicional, sino que las relaciones de género y desigualdad son un un eje estructural del sistema, el capitalismo es un capitalismo heteropatriarcal. El tercer elemento es no creer en la objetividad como neutralidad valorativa: creer que todo conocimiento del mundo está relacionado con una determinada posición política, explicitar tu posicionamiento y crear conocimiento con una clara vocación de transformar el sistema. Sigue leyendo

Anuncios

Formación y estabilidad emocional

Tengo un buen amigo que cuando lee prensa se acuerda de mí, del poco tiempo que me deja la crianza y de mi curiosidad infinita por el género humano. Así que para bajar mi nivel de ansiedad me pasa semanalmente una pila de recortes muy a mi gusto que leo entre pucheros, pañales, idas y venidas. Nunca sabré cómo agradecértelo, Javier.

Leo un titular de La Vanguardia del 5 de abril de 2014, Tendencias, página 26: “Parejas: ellas ya tienen más estudios“. Subtítulo: “El total de uniones con mujeres mejor formadas que los hombres supera por primera vez las de signo inverso“. Básicamente, el artículo recoge las principales conclusiones de un estudio estadístico de la UAB que podéis enlazar aquí. En la última década en España bajan las parejas en las que el hombre tiene más estudios, aumentan las que los dos tienen un nivel similar y también las que la mujer tiene mayor nivel de formación. En casa, las parejas sin hijos son más igualitarias; con hijos, continúan las desigualdades.

Leo en el despiece inferior: “Aproximación a las emociones“. Ummm… material, material. Os lo transcribo, a ver qué os sugiere. Sigue leyendo

Conciliación, ¿dónde empieza?

Me ha parecido interesante este artículo de Maite Sarrió sobre cultura empresarial. Sarrió es lo que ahora se da por llamar una “coach”, es decir, una psicoterapeuta para empresas, empresarios y emprendedores. Sus preguntas me parecen muy acertadas: “¿Cómo pretender una sociedad donde las organizaciones aboguen por cuidar a su personal, armonizando vida privada y laboral si las personas no armonizan ambos aspectos en su interior?”. Pues eso. Sigue leyendo