“Y el lobo por fin comprendió” post de Nati, en Namaluc

Blog recomendado: Namaluc

Primera menstruación. Primer despertar de sangre. Este silencio no es tan raro: una mutación constante evoca así expectativas. Hacia los cambios que naturalmente importan: cuando el lobo se puso la caperuza roja de repente comprendió bien a Caperucita Roja. La transformación comenzó.

Anuncios

“Sobre una revolución menstrual: la copa” de Anna Salvia en La Directa

La menstruación es uno de los procesos humanos sobre el que las culturas patriarcales han cargado más tabúes. A lo mejor se debe a que es una manifestación material y periódica de la sexualidad de la mujer. Y la sexualidad de la mujer uno de los mayores campos de batalla en la domesticación humana, puesto que a parte de ser clave en la “producción” de nuevos seres humanos, nos conecta directamente con nosotras mismas y con nuestras necesidades y deseos, por lo que nos hace menos manipulables.

En nuestra cultura, el tabú ha mutado hacia la invisibilización y la ocultación. Las campañas publicitarias de compresas y tampones ilustran e intensifican este deseo de que nadie note que tengo la regla (a poder ser, ¡ni yo misma!). Del mismo modo, en las producciones artísticas de nuestra cultura (películas, canciones, novelas, etc.) encontramos muy pocas referencias y la mayoría negativas a este fenómeno que ocupa, de media, una quinta parte de la etapa fértil de las mujeres. ¡Es como si no existiera!

Sigue leyendo

¡Danzad! ¡Danzad! ¡Malditas!

Nunca he sido una gran bailarina, me apetecía más bien poco bailar, me parecían cosas livianas, para gente ociosa (ya sabéis, yo que soy tan seria). Sin embargo, empiezo a ver más allá, a sentir más allá… Me están entrando ganas de danzar, girar, saltar, gritar, seducir y seducirme, acariciar mi útero, sudar, sentirme viva, gozar y no parar. Creo que mi Afrodita está, por fin, despertando. En buena hora.

Espera. Quizás también empiezo, por fin, a conectarme con la Tierra. ¡Tam, tam! ¡Tam, tam! ¡Tam, tam!. Por fin en casa… Tanto volar…

A ver si también os animáis.

Hacer las paces con nuestra naturaleza

Este precioso documental de Diana Fabiánová (La luna en ti: un secreto demasiado bien guardado) mueve mucho dentro de nosotras. No dejéis de visionarlo hasta el final y difundirlo, tengáis la edad que tengáis. Lo veréis de un tirón y os hará más fuertes, sanareis. Y, por sorprendente que os parezca, quizás empecéis a sentir vuestro útero y a ver vuestro ciclo menstrual como un aliado. A mí me pasó. Gràcies, Maite.

LA LUNA EN TI: Un secreto demasiado bien guardado from ankesenaton on Vimeo. Sigue leyendo