Josune Muñoz: “El prejuicio hacia la literatura escrita por mujeres se mantiene”, en Emakunde Aldizkaria

28/01/2015, Revista Emakunde

Filóloga vasca e investigadora, Josune Muñoz (Bilbao, 1967) se aventuró hace 12 años a paliar el “vacío académico” que observó en torno a la literatura realizada por autoras, creando la Escuela de Literatura Skolastika. Con una metodología innovadora, ricos conocimientos, mucha tenacidad y un discurso sólido, Josune puede celebrar hoy haber instruido a cientos de alumnas -y decenas de alumnos-, haber recabado más de 5.000 fondos; impartido cursos, talleres, charlas, escuelas de empoderamiento… que van a más. En los últimos años ha engrosado su especialización en cómic de autoras hasta niveles sorprendentes. Con ese género se siente cómoda; cree que puede “facilitar la entrada a la literatura a las nuevas generaciones” y, además, le permite plasmar, en breves golpes de vista, los análisis que viene desgranando sobre cómo la sociedad patriarcal sigue ejerciendo violencia contra las mujeres.

Texto: Cristina Mtz. Sacristán

Josune se rodea de colores. Por ejemplo, los de una detallista pintura de la argentina Mónica Lignelli y los de sus miles de libros y publicaciones. Una mesa alargada, que invita al Salón Literario. Su mirada y su voz son dulces a veces, pero también tienen mucho de desafío. Estamos en Skolastika, y su directora muestra paneles con dibujos de cómic muy expresivos: mujeres con cara de placer ante los golpes o la violación, insultos, la cosificación o infantilización de las féminas… Imágenes que están impactando en sus recientes exposiciones y charlas, y que reflejan “las miradas del sistema patriarcal”.

¿Cuándo empezaste a interesarte por el cómic como género?

Antes de dirigir Skolastika, ya leía cómic en inglés, euskera y castellano. Soy una friki del cómic, siempre me ha chiflado. Tenía zonas de curiosidad; quería acercarme al manga, también, aunque me producía un rechazo, pero en mis años de investigación feminista he aprendido que no se puede rechazar nada. Y menos en literatura. Y menos algo que leen millones de personas. Pero si la interlocutora es una mujer, puedo entender que tenga un rechazo más o menos frontal al cómic. Y más si lo leía en los 80 y los 90.

Sigue leyendo

Anuncios

Giulia Sissa: “El amor es un intercambio de debilidades”, en La Vanguardia

Giulia Sissa, filósofa. Autora de “Una historia de los celos”.

“Nací en Italia y vivo en Francia, EE.UU. y el mundo clásico, que es siempre actual. Casada: cuando sufro celos, no los oculto; lo que nos hace fuertes no es reprimir las emociones, sino aceptarlas y compartirlas.”

12 de noviembre de 2016

Por qué caricaturizamos al celoso como un tonto posesivo?

Porque es alguien que ha perdido el control de sí mismo, aunque hoy el ideal universal es el del hombre que domina sus emociones y exhibe su autocontrol.

¿Y no cree que el celoso lo ha perdido?

Al contrario, creo que ese autocontrol imperante no sólo es imposible, sino que es una mera máscara que nos esclaviza.

¿Hay que mostrarse débil?

Lo más realista es aceptar la propia naturaleza. Y lo natural es sufrir celos, porque demuestran tu aceptación de la inseguridad inseparable del hecho de ser persona y amar. La americanada absurda es pretender que nos pongamos máscaras imperturbables de autodominio. Sigue leyendo

Te Porohau, chamán maorí waitaha y monje budista

Tengo 76 años y dos casas, una en el sur de Nueva Zelanda y otra en el norte, donde me ocupo de mis 28 hijos (jóvenes de la comunidad). El último: un japonés al que adopté tras Fukushima. Nada de lo que explico es personal, es ancestral. Soy monje budista. Al morir, los waitaha volvemos a las estrellas

Ternura masculina

Es un hombre grande y amoroso cuyos abrazos de oso tienen el don de sanar, aunque sea momentáneamente, un corazón dañado e incluso un dolor de espalda (doy fe). Lo he visto llorar viendo el dolor en los ojos de una mujer o sosteniendo en su mano la diminuta mano de un bebé. Llora y sonríe. Su mujer es japonesa, Junco, más seria, casi severa, y lo acompaña. “Estamos juntos desde que los waitaha establecimos una alianza con Japón y su cultura budista, y es miembro ejecutivo de nuestro consejo de ancianos. Cuando viajo, su papel es el de hermana mayor. Debemos seguir las enseñanzas de las comunidades capaces de vivir en paz, por eso he venido a Barcelona, un portal de paz, a la llamada de la Proclamación Universal por la Paz”.

Entrevista publicada en La Contra de La Vanguardia. Ima Sanchís. 9/02/2016

“Si un hombre se pavonea las mujeres cantan para hacerle callar”

Junco es mi pareja, su apoyo incondicional me sostiene.

Es usted muy galante.

No es galantería, la nación waitaha es una comunidad matriarcal. Mi hermana mayor es la líder.

¿Y qué significa eso?

En nuestros parlamentos las mujeres tienen el papel principal. Creemos que las mujeres tienen un mejor entendimiento de cómo defender y cuidar a sus hijos, a sus nietos, e incluso a nosotros, sus maridos. Cualquier decisión se debe tomar desde lo femenino y lo masculino.

Pero ustedes son fuertes y robustos.

La fortaleza no está en los músculos. Hace muchos años los ingleses vinieron a nuestras tierras, todos eran hombres, y observamos que tenían el ego muy desarrollado. Sigue leyendo

“Joan, belleza y luto”, por Elvira Lindo en El País

 6 de junio de 2015

Que “los tipos duros no bailan” ya no es algo sensatamente defendible. El título de la novela de Norman Mailer está anclado en una época en que ser duro todavía tenía prestigio. Ahora, atendiendo a la verdad, habría que decir que los que no bailan son los tímidos, los que se creen torpes o temen el ridículo, y más bien lo que producen, esos tipos, es ternura, cuando se aferran a la barra por ser incapaces de dejar que se les muevan los pies. El tiempo en el que “duro” podía ser un adjetivo halagador pasó, pero en absoluto nos hemos librado de los estereotipos que acompañan al sexo, o al género, dígase como se diga: a la rubia guapa se le sigue presuponiendo cierta flojera mental y provoca más interés sexual que otra cosa, tal vez sea esa la explicación de la célebre frialdad de las rubias, de esa distancia defensiva que algunos hombres consideran mal humor; la mujer que vive de su inteligencia o su talento debe hacer por borrar lo voluptuoso, lo sexy, lo femenino para que el interlocutor no se le despiste o para que, sencillamente, la tomen en serio. Sigue leyendo

Vídeo

“Monthlies, tu primera luna”, ya en abierto

¿Qué es la menstruación? ¿Qué cambia en la vida de una niña cuando llega la menstruación?

Monthlies es la historia en el cambio de edad de las niñas que están a punto de enfrentarse a una nueva etapa de sus vidas. Junto a ellas la joven audiencia explora el colorido mundo de la mujer escondido detrás de la realidad cotidiana. Lo que comienza como una curiosidad inocente se convierte en un viaje ocurrente y emocional que explora el cuerpo femenino y un nuevo abanico de emociones.

Para visionarlo, clica sobre “Watch on Vimeo”:

<p><a href=”https://vimeo.com/96002000″>Monthlies Spanish dubbing</a> from <a href=”https://vimeo.com/user12734919″>VIAFILM</a&gt; on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

No os perdáis tampoco el documental para adultos, La luna en ti. Lo encontraréis aquí.

“Los peligros de la paz”, por María Zambrano

Artículo publicado en Diario 16, noviembre de 1990 (durante la guerra del Golfo)

Nadie osaría hoy manifestar duda alguna acerca de la guerra: nadie en nombre de nada puede defender su causa. Y, en consecuencia, nadie, tampoco, puede dejar de depositar su voto en esa urna invisible que recoge las humanas voluntades, su voto por la paz. Pero resulta un tanto incierto saber si ese voto por la paz en muchos casos va acompañado de la conciencia, o del presentimiento al menos, de los problemas más hondos y serios que el “estado de paz” comporta.

Pues que se trata no solamente de que no haya guerra, esa que sería ciertamente la última de toda una historia, sino que se trata de establecer la vida en vista de la paz. Y la paz es ante todo la ausencia de la guerra, pero es algo más, mucho más, la paz es un modo de vivir, un modo de habitar en el planeta, un modo de ser hombre; la condición preliminar para la relación del hombre en su plenitud, ya que la criatura humana es una promesa. Sigue leyendo

Roger-Pol Droit: lo que hay que hacer es sentir

Roger-Pol Droit, doctor en Filosofía, investigador, autor de 30 libros traducidos a 20 lenguas.

66 años. Parisino. Vivo en pareja, una hija. Soy profesor en la facultad de Ciencias Políticas e investigador del CNRS. Vivimos una época de transición y mutación fantástica con grandes peligros y esperanzas. No tengo fe, pero puesto que sé que no sé, quizá me sorprenda.

“No hay nada que comprender, lo que hay que hacer es sentir”

Entrevista publicada en La Vanguardia (2/03/2015), por Ima Sanchís

Así que sabe elegir los melones… Sí, y ese será mi epitafio, porque ilustra un saber sensible, la confianza que debemos tener en nuestras propias sensaciones pero sin certidumbres, porque con los melones nunca se sabe.

Metáfora del saber vivir… Durante mucho tiempo pensé que saber cómo vivir era muy complicado, ahora creo que es sencillísimo: no hay nada que comprender, lo que hay que hacer es sentir.

¿Nos tomamos demasiado en serio el juego de la vida? Quizá el hecho de tomárselo como un juego sea la manera más seria de tomárselo. Cualquier proyecto o acción comienza con un “vale que éramos…”, vale que éramos filósofos, cantantes o buscadores de justicia. Sigue leyendo